CÉNTIMO A CÉNTIMO... PIERDES MUCHOS EUROS

Si tuviera paga, estaría arruinada desde hace unos meses. O mejor dicho... no habría sucumbido a la compulsión de las compras. Así.. pensándolo en frio, ¿ para qué necesito yo un Glitter color champán que se pega a cualquier superficie? Es más ¿¿para qué necesito yo unas bolitas de plástico que se pueden decorar con ese gel y crear tus propias piedras preciosas?? no sé, eso pregúntaselo a Belén que es la que las ha comprado!! jejejeje

Aparte de eso, algunas cintitas (la de las huellas es lo más de lo más de lo más de lo mejor), botones curiosos (belén, sabes que en mi casa tenía 5 botones margarita? ¬¬), fieltro de nuevos colores (laura, escribe 100 veces "nunca más volveré a comprar tiras de 20 cm, sobre todo si tengo en mi casa las de 10 casi enteras") y lo mejor: LA CAMISETA!! Si es que, no podemos ser más cutres!! Belén, tenemos que hacer un video el dia que la hagamos y luego hacemos dos películas caseras, una cutre y otra encantadora, ya sabes quién sube cada una :P

Y lo de la idea de las bandas-becas.... va a salir adelante. Ve pensando nombres de Universidades o títulos graciosos.

4 Response to "CÉNTIMO A CÉNTIMO... PIERDES MUCHOS EUROS"

  1. Mont Says:
    8:39 p. m.

    Glitter? Qué camiseta?? Luego me lo cuentas...

  2. laura says:
    10:31 p. m.

    recuerdas que hace años nos compramos, o me compré, no recuerdo bien, tres botes de un gel con purpurina, con los que podías pintar, escribir... en cualquier tela? pues un bote de esos

    Lo de la camiseta es un secreto

  3. Anónimo Says:
    6:38 p. m.

    Q ya te los habías comprado otras veces???
    Mola ser tan protagonista en tu blog:P
    Y ya veremos quién hace la mejor peli casera!

  4. laura says:
    7:58 p. m.

    yo no sabía que era lo mismo. Recordaba los mios como más chapuceros, y claro, mucha menos gama. Creo que me los compré por alguna papelería del barrio...
    El aspecto cuando están secos, es mucho mejor el de los nuevos, porque los que tenía yo al final el pegamento se hacía transparente y sólo quedaban pegotones de purpurina